Mi tela. My fabric. Mon tissu.

27 may. 2015

La historia comienza en 2014 cuando me entero de que tres chicas británicas apasionadas por la costura, los patrones y las telas lanzan un proyecto de crowdfunding* para financiar un sueño: poder ofrecer a sus clientas el imprimir sus propias telas con sus propios diseños. 

Estoy hablando de  Charlotte, Elisalex and Victoria, las chicas detrás de la marca de patrones de costura independientes By Hand London. Seguro que las conoces, ¿verdad? Tienen un estilo muy "brit" y una energía increíble. Gracias la suma de muchísimas personas que dieron muy poquito consiguieron la cantidad que necesitaban para hacer realidad su proyecto. En la lista de mecenas aparezco yo y estoy feliz de haber podido poner mi granito de arena.

Como estas tres chicas han sido generosas a más no poder, con mi modesta contribución me llevaba un regalo de bandera o, más bien, debería decir cuatro regalos.

La taza "Happy sewing!"



El tote bag de By Hand London que lleva estampados dos de sus patrones más una cajita de alfileres.


Y la joya de la corona: tres metros de tela pero no cualquiera sino la que yo diseñaría y ellas me imprimirían y mandarían a casa. Como lo ves, aquí Isabel se ha lanzado a diseñar un estampado de tela, ese que has estado viendo en las fotos y sí, es muy sencillo, pero ¡¡¡me encanta!!!


¿Cómo fue mi experiencia de dibujar el estampado?

Muy simple, la verdad. Tenía claro que quería un diseño sencillo y dibujé cuatro triángulos de colores  blanco, mostaza, azul y rojo anaranjado sobre un fondo azul marino sobrio. Esto lo hice con el Paint. Fue al pasarlos al sistema de impresión de By Hand London que no sabia si se verían pequeños o grandes y finalmente se ven enanos pero me encantan aunque la tela es más bien grisácea y no azul como pretendía. La tela es 100% algodón y para mi sorpresa muy tiesa. 

Pero te voy a ser sincera: esta tela no pasará a la historia como la más original, y su calidad se aleja bastante de las que suelo encapricharme pero me hace una ilusión enorme lo que implica, desde el hecho que he podido contribuir a un sueño, hasta que me ha permitido jugar a ser diseñadora de telas y que es única, pero de verdad de la buena. 

¡A esta tela sí que me va a costar meter la tijera!


Te cuento también que a pesar de mi entusiasmo hace pocos días supe que estas tres chicas siempre sonrientes en todas sus fotos y que transmiten tanta energía en sus textos en realidad han pasado unos momentos más que difíciles y han decidido parar su actividad. Podremos seguir leyendo su blog y verlas en las redes sociales pero no podremos imprimir telas ni comprar sus patrones en papel (puedes leer estas noticias completas). En homenaje a estas 3 emprendedoras esta misma semana he comprado a Telaria un patrón en papel que ahora son edición limitada. 

*Crowdfunding (o micromecenazgo) implica que muchas personas financian un proyecto dando muy poco dinero, en muchas ocasiones empezando por 5 euros o menos, y en muchas ocasiones a cambio te ofrecen ciertos productos o servicios.

Algodón orgánico: cosiendo en serie para mi hijo

20 may. 2015


Estos últimos días parece que el reloj vaya más rápido y los días vuelan.

Vivo rodeada de cajas y muchas pequeñas cosas pendientes de donar, vender o tirar pero no puedo parar de pensar en todo lo que querría coser antes de mudarme...

Gracias a mi participación en Casting del Maraton Telaria '14 descubrí las telas de algodón orgánico, o más bien debería decir, mi hijo las descubrió. Y pedía siempre ponerse los shorts de rayas rojas, imagino que por lo suaves que eran y, por mi parte, me fijé que no perdió color después de muchas lavadas. Así que decidí comprar en Telaria la misma tela de más colores para este verano. Y también le tenía comprada tela de algodón orgánico Lillestoff a Fil-Etik.


  


Así que ni corta ni perezosa hace un par de semanas saqué el patrón de la camiseta raglan de mi libro de patrones japoneses infantiles Collection Privée Filles & Garçons y me llevé la tela ya cortada para dos camisetas a mi curso de costura donde Cécile una vez más me dejó usar su mega overlock. Y allí mismo me dio tiempo de cortar y coser una tercera camiseta mezclando telas. 

Una compi muy querida me dijo: 
"¡Isabel, tu ya solo vienes a coser en serie!"



Con medio metro de cada tela conseguí 3 camisetas preciosas: una toda de rayas, otra toda de bicicletas y la tercera es por delante de bicicletas, por detrás de rayas y las mangas de punto blanco de France Duval-Stalla comprado en tienda física. 

Y... por fin he usado las doble aguja para rematar bajo y mangas y queda bastante profesional aunque me da a mí que cuando tenga overlock seguramente haré la puntada invisible que descubrí para la plantain.  

Por estas tierras francesas seguimos con manga larga y chaqueta pero hemos tenido algunos días de calor y el peque ya ha estrenado un par de camisetas y está encantado de la vida (y su mamá feliz).

No sé si me dará tiempo de coserle también un par de shorts suaves antes de marcharme... 
¡tengo que seguir empaquetando y no pensar tanto en coser!

Te recuerdo que ahora estoy publicando solamente los miércoles porque la mudanza no me deja mucho tiempo pero tengo costuras preciosas pendientes de enseñarte.

Nos vemos el próximo miércoles y ya sabes que me puedes encontrar por Instagram, Facebook y Pinterest.

¿Adictas a Deer & Doe?

13 may. 2015

Coser te da alas y usar telas preciosas lo hace más especial. Si, además tienes la oportunidad de compartirlo con alguien con la misma pasión que tú, la experiencia es increíble.  

Y esto es lo que me pasó con la costura de la camisa Bruyère con Sonia, La pequeña aprendiz. Si te acuerdas, estábamos las dos encantadas pero me daba pena que se terminase nuestra aventura y qué alegría cuando Sonia me dijo: que ahí no se acababa la cosa, ¡que ahora le tocaba a ella proponer patrón!

Parece que Sonia me ha calado y ha visto que me va la marcha costuril y tenía preparado un gran reto de costura. Su propuesta no era que cosiéramos un patrón sino... ¡DOS!

¿quieres descubrir nuestro conjuntazo del verano? 


plantain chardon costura la vie en diy

La idea era coser un conjunto de camiseta y falda, para lucir figura, y los dos patrones que me propuso eran una vez más de la casa francesa Deer & Doe y, para mi sorpresa, patrones que no había cosido aun y que me habían llamado demasiado la atención: la camiseta Plantain y la falda Chardon.



Esta costura ha sido un descubrimiento en muchos sentidos. 

Empiezo por la Plantain: Sonia como Alicia, me han vuelto a poner frente a una tela elástica pero esta vez me prestaron una overlock y en 10 minutos tenía la Plantain cosida (¿te he dicho que necesito una overlock?) y además aprendí el truco de puntada invisible overlock, es rápido y el resultado muy fino. Cosí una talla menos a la mía como me recomendó Sonia y la acorté. Aun así, si la repito creo que cortaré recto de cintura para abajo en lugar de forma acampanada.


Si hablo de la Chardon, te confieso que me daba miedo esta falda, no coserla sino llevarla...soy muy ancha de cintura y evito marcarla. Comprobé el cuadro de medidas y acabé cosiendo la talla más grande y aun así dejé el pliegue central sin coser (tiene pliegues todo alrededor de la falda, es muy original la verdad). No te lo vas a creer: nunca antes había llevado una falda con camiseta por dentro y cuando me vi en las fotos no me reconocí como esa mujer con cintura.

¡Menudo efecto óptico crean estas dos prendas juntas!

Y para celebrar este segundo proyecto de costura juntas, ayer mismo estrené nuestro conjunto y me fui a comer a uno de mis restaurantes favoritos. Pronto nos mudamos a España así estamos saboreando los últimos días en Francia.

la vie en diy chardon plantain costura

Y, por supuesto, he disfrutado escogiendo las telas para este proyecto. Precisamente por el tema anchuras, tenía claro que quería oscuro arriba y claro abajo.

En mi última escapada a Barcelona, hice la visita de rigor a Ribes & Casals donde compré tela de camiseta negra para la Plantain (además de tela para la capa Christine que ya viste). Y para la falda usé una de mis telas japonesas inspiradoras de Sevenberry, que había comprado hace tiempo en Telaria a la espera de un proyecto a su altura.

Curiosamente Sonia ha escogido los colores a la inversa... ¡mira su conjunto marinero!


Y si la primera parte buena de esta aventura de costuras compartidas fue buena,  la segunda ha sido mejor. Y digo yo, habrá que ir planeando la continuación de esta historia tan bonita...

Sonia, ¿qué te parece si nos vamos de tiendas en busca de telas preciosas por Madrid?









Mi bolso del verano lleva gafas

6 may. 2015

Esta semana vengo con un proyecto nuevo, una tela que adoro y una costura que espero aprovechar todo el verano. Vamos, ¡la combinación perfecta!


Hacía tiempo que le tenía echado el ojo a la tienda on-line modes4u porque tiende una sección muy extensa de telas y tenía fichadas algunas como tejidos orgánicos ideales para coser para mi peque o de diseñadores conocidos como Michael Miller o Robert Kaufman. Tenía claro que algún día acabaría cayendo en comprarles telas con tanta selección pero me esperaba una buena sorpresa...

Y es que cuando el equipo de modes4u me ofreció la oportunidad de un post esponsorizado usando alguna de sus telas para coserme algo bonito no me lo pensé dos veces. Al conocer bien ya la selección de telas que ofrecían, ¿sabes qué telas me vinieron las primeras a la cabeza? Si me sigues seguro que ya has adivinado la respuesta: 


Cuando pocos días después recibí su paquete desde Hong Kong con un precioso washi tape de obsequio y ¡¡¡mi tela!!! 

Y es que me había mirado de arriba abajo toda la colección Tela de Echino (Echino significa tela japonesa de bonitos diseños), cuatro páginas repletas de telas maravillosas y cada cual más original. Y al final escogí el estampado mítico de ciervos con gafas de pasta negras en su versión moderna, es decir, con lunares irregulares. Y lo que me costó elegir el color... al final me decanté por uno de mis nuevos colores preferidos: el mostaza.

Fue una sorpresa cuando tuve la tela en mis manos porque en la descripción de modes4u decía tela de lona y pensé que seria más áspera y resulta que es lona suave, 45% algodón y 55% lino (esto lo he averiguado después de recibirla).  Esta tela podría usarse para ropa, yo me decantaría por una falda o una chaqueta combinando con el resto en tonos lisos. Pero mi costura esta vez ha sido un bolso muy especial. 

¡A uno de mis ciervos favoritos le he puesto pajarita!

Cuando pedí esta tela al equipo de modes4u ya me la imaginé colgando de mi hombro este verano. Y tan encantada estaba con mi bolso que investigué en la librería patrones de bolsos chulos y uno me encanto: una especie de bolso-saco con asas cerradas en nudo.

Para el forro he usado un algodón ligero en tonos fríos que tenia por casa y no me encajaba en ningún proyecto. He querido que fuese también bonito por dentro así que le he añadido un bolsillo con mi ciervo favorito (el que lleva gafas) además de mi etiqueta y un snap para cerrarlo. 


¡¡¡Éste va a ser mi bolso del verano!!!



Pero no he podido resistir a que lleguen los días de calor y lo estrené ayer mismo...y vi unas cuantas miradas femeninas interesadas, si supieran que además es cosido por una misma.

¿Qué te ha parecido mi costura y mi tela de hoy?